Mis obras favoritas


Inma Valderas, "Entre el cielo y la tierra"





Admiro más a las personas que luchan por conquistar sus sueños, que a las que luchan por conquistar a sus enemigos, porque la lucha más dura, la victoria más difícil, es contra uno mismo.







sábado, 2 de febrero de 2013

Sabor




No recuerdo cuánto tiempo hace desde la última vez que me deleité paseando, observando y disfrutando de un plácido día de invierno por el casco antiguo de mi ciudad.
Hoy ha sido un día especial solo por eso, y me ha sorprendido lo grato que me resulta descubrir, de nuevo, pisajes que ya tenía olvidados, y recordar que mis sentidos siguen alerta, despiertos, que el letargo al que los tengo sometidos no consigue doblegarlos.
Tengo que recordar que existe una vida más allá de las fronteras y que me gusta volver a ella, de vez en cuando.

4 comentarios:

  1. eso se llama el maravilloso "sabor" "agridulce" de la nostalgia...como el jardín aquél que una vez yo puse en mi blog, al que también me doy el placer de volver de vez en cuando...Tu vida "más allá de la frontera" me recordó al "Más allá del jardín" de Gala.

    ¡¡¡¡¡Besos chica acuario!!!!!
    (y no dejes de volver, aunque sea de vez en cuando)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pitu,
    contigo no hay nostalgia que valga, jajaja.
    Intentaré volver, porque es cierto que más allá de la frontera hay muchos espacios que vivir,
    aunque sea de vez en cuando.

    Besos para tí, guapa!!!

    ResponderEliminar
  3. Avísame cuando te des otro paseito como éste y nos lo damos juntas... ;) A mí también me encanta.

    ResponderEliminar
  4. Pues me lo apunto.
    Una mañana de estas: un paseo relajado, algún descubrimiento, una comida ligera y una copa de vino.
    ¿Qué te parece el plan?

    ResponderEliminar