Mis obras favoritas


Inma Valderas, "Entre el cielo y la tierra"





Admiro más a las personas que luchan por conquistar sus sueños, que a las que luchan por conquistar a sus enemigos, porque la lucha más dura, la victoria más difícil, es contra uno mismo.







lunes, 16 de enero de 2012

Arre burro, arre...


Dentro de poco, esta imagen va ha dejar de ser un reflejo de una época pasada, para parecerse a nuestra realidad actual.
Los parados, ya tienen suficiente con su situación. Después de segar unas cuantas cabezas, con otros tantos ERES, ¿quién queda para remontar la crisis?: las llamadas clases medias, concepto francamente amplio en la actualidad; basta con que superes los quince mil euros anuales para ser clase media y, por tanto, estar en el grupo de los elegidos para salvar el sistema y financiar la crisis con trabajo y , por supuesto, impuestos.
Hace poco escuche una afirmación en la radio, aunque no puedo certificar su veracidad. Decía así: "Si cada una de las PYMES (pequeñas y medianas empresas) contratara a una persona, se acabaría con el paro en España".
Puede que sea cierto, como también que muchas pymes simplemente ya han dejado de existir, o que están al borde de la quiebra, pero ¿y usted señora multinacional? ¿qué puede hacer usted para contribuir? ¿o es esta acaso una pregunta absurda?
Y todo esto ocurre mientras durante años: empresarios, banqueros y políticos corruptos han estado llenándose los bolsillos con nuestro dinero.
Por último ¿quiénes son las agencias de calificación para manejar de esta forma nuestras vidas?. Los nuevos señores feudales llaman a sus mesnadas para satisfacer sus condiciones.
A lo mejor Marx tenía razón y era necesario dejar que el capitalismo se desarrollase para que sus propias contradicciones condujesen a su fin.
Quizá sea tiempo de empezar a afilar, de nuevo, las guillotinas.

lunes, 2 de enero de 2012

Feliz 2012?



Pero, como es suele decir, la esperanza es lo último que se pierde.

Así que ahí va el mensaje positivo: