Mis obras favoritas


Inma Valderas, "Entre el cielo y la tierra"





Admiro más a las personas que luchan por conquistar sus sueños, que a las que luchan por conquistar a sus enemigos, porque la lucha más dura, la victoria más difícil, es contra uno mismo.







sábado, 11 de junio de 2011

El Club de la Buena Estrella




La entrada de Mermaid  inspiró a Cronopias   y,  a su vez, ambas me inspiraron a mi y después también Pitu me inspiró. En cuanto pude mis pasos se dirigieron hacia la estanteria en la que tenía guardada esta obra: El Club de la Buena Estrella de Amy Tan.

Sobrevivir, intentar ser feliz pese a las circunstancias y confiar en un futuro mejor.

"La idea del Club de la Buena Estrella se me ocurrió una noche de verano tan calurosa que incluso las mariposas nocturnas caían al suelo desmayadas, sus alas demasiado pesadas a causa del calor húmedo. Todo estaba tan lleno de gente que no había espacio para que circulara el aire fresco. Desde las cloacas se alzaban olores insoportables hasta mi ventana en el segundo piso, y el hedor no tenía más sitio adonde ir que mis narices... Mi idea consistía en una reunión de cuatro mujeres, una para cada esquina de la mesa de mah jong...Cada semana una de nosostras daba una fiesta a fin de recaudar dinero y levantarnos el ánimo. La anfitriona tenía que servir comida dyansyn especial para invocar la buena suerte en todos los aspectos de la vida...
¿Qué era peor, nos preguntábamos entre nosotras, sentarnos y esperar la muerte con el rostro apropiadamente sombrío, o buscar una manera de ser feliz a pesar de todo."



Para todas las Melusinas que en el mundo han sido, son y serán.

También existe la versión cinematográfica y aunque no he visto la película, he encontrado esta escena.

 

18 comentarios:

  1. Todos corremos tras la felicidad, aunque no siempre es fácil alcanzarla. De todos modos me quedo con esta sabia frase:

    "La felicidad no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días". (Benjamín Franklín)

    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  2. Creo que estoy de acuerdo contigo y con Benjamin Franklin.La felicidad es una suma de pequeños momentos que a veces nos tenemos que esforzar por conseguir.
    Si no has leído la novela, te la recomiendo.No refleja solo la voluntad de unas mujeres por no hundirse en la desesperación, también trata el tema de las diferencias culturales y generacionales entre madres e hijas, más acentuadas en este caso al tratarse de dos culturas tan dispares como la china y la occidental.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ahora mismo quiero hacerme socia de ese club.
    Gracias por recomendar esta lectura, no la conocía.
    Un beso Inma!

    ResponderEliminar
  4. Y que mejor sitio para reunirse que este Hotel...
    ¡Me pido un sillón de la biblioteca!

    Precioso libro, lo leí hace tiempo y eso me hizo buscar también la peli.

    Muaaa

    ResponderEliminar
  5. Graciela, tu ya tenías el sitio reservado.
    Lee el libro, si puedes, creo que te gustará.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Puedes elegir el sillón que quieras, Inma. Eres la primera lectora de la Sala, así que además te agasajaré con un sorbete de frutas, o un trozo de tarta de avellanas, con un sorbete de cava y melocotón...y cambiaremos el sillón por una tumbona (que de vez en cuando es necesario descansar).
    ¡Hasta me lo estoy imaginando!
    Chin,chin

    ResponderEliminar
  7. Pitu, ¿no quieres unirte al club?. Lo mejor para olvidar las penas: buena compañia y, por qué no, un par de copitas de cava...
    Anímate

    ResponderEliminar
  8. Que placentero resulta encontrar obras de mi gusto y de mis conocidas.

    Parece que el encuentro es una busqueda de felicidad....y se van acercando

    en una recepción de brazos abiertos y buena voluntad.

    Me acerco con gusto. Un abrazo desde el mar, Liliana

    ResponderEliminar
  9. Sorbete de frutas, tarta de avellanas, o galletas saladitas de soja (mmmm....)Todo me gusta!
    Las reuniones de mujeres suelen resultar muy productivas. La nuestra lo sería, sin ninguna duda!
    Me apunto el libro, que -como ya te dije- no he leído todavía, y tiene muy buena pinta. Se acerca una epoca perfecta para empezar lecturas y disfrutarlas.
    Creo que con este comentario se cierra un círculo, no?

    ResponderEliminar
  10. Yo tampoco lo leí y creo que ahora es el momento. ¡ay, las vacaciones! pero sobre todo ¡ay, la víspera de las vacaciones!¡qué prometedoras!¡cuántos libros, cuantos encuentros, cuantos proyectos...!

    ResponderEliminar
  11. Después de tu post...no me queda otra, voy a leer el libro, promete. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ummm cava!!!! me has dado en el corazón! nunca rechazo una copita de cava bien fresquita en buena compañía!!!!

    ResponderEliminar
  13. Bienvenida Liliana.
    Gracias por el comentario y por acercarte a mi Hotel desde el otro lado del mar.
    Un abrazo también para ti.

    ResponderEliminar
  14. Ana, está claro que somos unas golosas.
    Ya sabes, cuando quieras más galletas de soja solo tienes que pedírmelas.

    ResponderEliminar
  15. Mónica, yo también necesito las vacaciones como el maná. Relajarme, leer, quien sabe si viajar... ahora mismo no puedo ni plantearmelo. Cuando llega esta época y baja un poco el nivel de estrés me quedo unos días en "pause" Y tengo que volver a activarme para afrontar la recta final que aún durará, al menos, tres semanas. Después, las añoradas vacaciones.

    ResponderEliminar
  16. Seguro que te gusta, Pilar.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Entonces, Pitu, descorcharemos una botella ahora mismo.

    ResponderEliminar