Mis obras favoritas


Inma Valderas, "Entre el cielo y la tierra"





Admiro más a las personas que luchan por conquistar sus sueños, que a las que luchan por conquistar a sus enemigos, porque la lucha más dura, la victoria más difícil, es contra uno mismo.







domingo, 15 de mayo de 2011

Tormenta


Un cielo gris, plomizo,empieza a envolverlo todo. Puedo sentir la calma tensa que rodea el espacio. Un suave viento empieza a empujar a las nubes que, desde el oeste, se aproximan cada vez más veloces. Preñadas de agua, se preparan para descargar su peso como gigantescas ubres que alimentarán la tierra sedienta con su líquida carga.




Ya está, oigo el sonido de la lluvia y el rumor de los truenos, todavía lejanos, me invita a la relajación, a participar de esa descarga de energía, de esa liberación de tensión celeste en la que me siento inmensamente pequeña y confortada a la vez.  Dentro de poco empezará otro espectáculo de la naturaleza con la destelleante luz de los relámpagos; su iluminación espectral y potente encenderá espasmódicamente el cielo.
El viento arrecia, los árboles se mueven como títeres y la lluvia azota todas las superficies a la vez que el rítmico sonido de su golpeteo se enfurece, in crescendo, como en una sinfonía. Está alcanzando el punto álgido, aquel en el que llegas a pensar que ya no puede llover con más fuerza y, aún así, parece que, contra toda lógica, su ritmo sigue incrementándose. Ya no llueve, diluvia, una densa cortina de agua cae desde el cielo como una inmensa casacada .
Poco a poco disminuye el ritmo, las gotas de agua vuelven a caer suavemente, hasta que cesa la lluvia y las nubes dejan paso a una noche, quizá, estrellada.

Y a un espléndido día

Fotos: Hotel

26 comentarios:

  1. Preciosas fotos.
    Le escuché decir una vez a una pintora argentina muy talentosa pero algo desequilibrada emocionalmente, que ella se tranquilizaba observando la naturaleza, esos ciclos le daban mucha seguridad y calma.
    Y tu tormenta, desde su gestación, las nubes grises y el cielo despejado al final, me hizo recordarlo.
    la ultima foto es mi preferida, me encantó esa media luna tan sutil, en la esquina, muy buena toma, nada convencional.
    Muchos cariños.

    ResponderEliminar
  2. Describes tan maravillosamente la tormenta y queda tan bellamente enriquecida con tus fotografías, que me parece verla y oirla aunque en este momento entra un sol radiante por mi ventana.
    Un abrazo, Inma.

    ResponderEliminar
  3. ¿No ves el perfil -mirando hacia la izquierda- de una especie de monstruo en esas nubes de la 2ª foto?
    Preciosas imágenes, pero todavía me ha gustado más -y sorprendido al mismo tiempo- el texto que has escrito. No te conocía yo esa vena lírica! Una descripción excelente del proceso, desde la gestación hasta el alumbramiento. Precioso, de verdad. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Caray, Graciela, igual es que yo también estoy un poco desequilibrada. Lo cierto es que en muchas ocasiones, me encanta mirar la lluvia, escuchar los truenos y deslumbrarme con los relámpagos. Es una descarga de energía tan potente que, a veces, creo que también me descarga a mi.
    Me alegra muchísimo que te guste la foto de la luna, porque la hizo mi hija y cuando la vi, a mi también me encantó.
    Un beso doble.

    ResponderEliminar
  5. Edelia,
    lo cierto es que empezé a escribir a la vez que empezaba la tormenta y la fui describiendo tal y como la sentía. Ocurrió hace unas semanas, pero no se porqué, no publiqué la entrada. Este sábado, después de hacer un buen día, empezó a producirse el mismo proceso y me acordé. La única diferencia es que siguió lloviendo también por la noche y el día siguiente amaneció nublado.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  6. Pues ahora que lo dices la verdad es que si, veo al monstruo, incluso puedo ver una serpiente gigantesca con las fauces abiertas y seguro que si miramos bien encontramos algo más.
    Así que no me conocías la vena lírica?
    Voy a creer que en el fondo soy una caja de sorpresas.
    Gracias, me alegro que te guste.

    ResponderEliminar
  7. la segunda foto es embriagadora, es MARAVILLOSA, cuando la ví no sabía si se trataba de un cuadro o de la realidad, y es tuya!!!!! no me lo puedo creer es maravillosa, dedícate a retratar fenómenos naturales por favor! y sí, yo veo la serpiente con la boca abierta queriéndonos comer a todos, aunque que parece que por la última foto no lo ha conseguido, la última es tan dulce...parece de un cuento...las tormentas son maravillosas como dices, se parecen a las descargas humanas no??? y después se queda uno tan a gusto, en verdad son necesarias querida amiga lunática ¿desequilibrada? jjejeee qué gracia me hizo!!!

    ResponderEliminar
  8. yo también pierdo el norte o más bien, quisiera perder el norte más de una vez, con lo bien que se vive desequilibradamente y tened que mantener el equilibrio!!!! como los trapecistas de graciela ahora que caigo jejejeje un beso!

    ResponderEliminar
  9. Pues si Pitu, eso de mantener el equilibrio es una auténtica pesadez. Pero siempre podemos permitirnos una liberación... tu tienes tu pintura, tus grabados etc y yo, voy improvisando y ahora que me has concedido el título de "retratista de fenómenos naturales", ¿quién sabe?.
    Acuérdate de aprovechar la próxima tormenta para descargar todas las tensiones.
    Nos vemos en la luna, amiga selenita.

    ResponderEliminar
  10. Cuando he terminado de leer el texto, he buscado el nombre del autor...¡y eres tú!
    Enhorabuena Inma, ésto tienes que repetirlo más a menudo, me vendré a la biblioteca de tu Hotel a leerte a tí.
    La foto central de las nubes, me encanta, es genial.Tiene razón Pitu, parece dibujada a grandes pinceladas y...¡eh! yo también veo esa cabeza gigantesta. Me recuerda mucho a Fújur, el bondadoso dragón blanco de "La Historia Interminable".
    La guinda es la bso de "Memorias de África", nos haces volar entre las nubes.
    ¡Precioso!

    Un besazo artista multidisciplinar

    ResponderEliminar
  11. Inma, no me lo puedo creer (y te aseguro que no es broma), pero además de la serpiente de fauces abiertas, yo tambiñen pensé en Fújur.
    Me alegra que te guste la entrada. Igual me animo a publicar otras que han quedado relegadas en el rincón de los borradores.
    Un besazo también par tí.

    ResponderEliminar
  12. Los borradores son los mejores...ah y lo de la tormenta...pues ayer tuvimos una aquí querida "pitonisa" y sí que me sirvió para descargar tensiones, el problema es que me harían falta muchísimasssss más como la de ayer para descargar todo lo que tengo acumulado...en fín...habrá que esperar (con lo impaciente que yo soy)

    ResponderEliminar
  13. Tranquila, todo llegará y te lo dice otra impaciente.
    Por lo menos una parte de la carga ya la has liberado.Quizá si le dedicas un tiempo ha dejar que tu imaginación y tu capacidad de creación vuelen, puedas descargar otra parte de las tensiones en alguna de tus estupendas obras.

    ResponderEliminar
  14. je el problema era que no tenía tiempo, ahora "parece" (y lo diré bajito...)que definitivamente empiezo otra etapa...a ver...

    ResponderEliminar
  15. Ni tus fotos ni tus pensamientos dejan indiferente, nunca disfruté tanto de una tormenta.Gracias.Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Espléndidas fotografías de mucha sensibilidad y acompañadas de textos descrptivos y llenos de belleza.

    ¿El título del blog significa algo especial porque "suena" muy bien?

    Saludos y enhorabuen

    ResponderEliminar
  17. Hola Pitu,
    seguro que la nueva etapa será esplendorosa.

    ResponderEliminar
  18. Pilar,
    ¡también te gustan las tormentas!?
    Gracias a tí por tus visitas y por tus comentarios.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Hola Reyes,
    te reitero la bienvenida.
    El título del blog tiene un significado especial, efectivamente. Tengo pendiente explicarlo en una entrada, pero lo he ido aplazando. Supongo que estoy esperando a que se produzca la coincidencia entre tener tiempo, recordar que lo tengo pendiente y encontrar las palabras apropiadas.
    Me alegra que te guste el blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Enhorabuena !. Las fotos son impactantes. La segunda, el dragón bonachón enroscado sobre sí mismo es mi preferida. Hermoso el texto que acompaña a las imágenes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Gracias, Mónica.
    Es grato recibir tu visita. Ahora mismo estoy en uno de esos momentos de mucho trabajo que me dejan con poco tiempo para hacer cualquier otra cosa, así que agradezco doblemente un comentario amigo mientras espero que pase la "tormenta".
    Besos

    ResponderEliminar
  22. poz zí, querida acuario. sólo es notalgia, ¿te refieres quizá a que podría ser alegría? poz no jejejej parece que todos los meses de junio me pasa igual (aunque para qué mentir, soy nostálgia por naturaleza, deben ser mis orígenes chamanes) el año pasado recopilando material para el proyecto final de carrera y éste, ordenando todos los trastos que prometí ordenarle a mi madre en su casa desde hace años y llegó el momento y los recuerdos y los sueños que uno tenía (lo malo: pensar en los que no se cumplieron) Un abrazo!!!!!! (toy de bajón, está claro...ejem...)

    ResponderEliminar
  23. buena idea la de "fiscalizar" las entradas, así no se te escapa un regalo que te he dejado en el blog jejejeje no te asustes, pasaron unos años, las trenzas son pintadas pero yo siempre iba con trenzas (costumbres, y gustos, de las madres) yo, como la princesa elena ahora que caigo!!! jejejjeje

    ResponderEliminar
  24. llegaron los mensajes??? es que me dió error, en fín mande 3 (madre mía voy a colapsar el correo...) espero que llegaran!

    ResponderEliminar