Mis obras favoritas


Inma Valderas, "Entre el cielo y la tierra"





Admiro más a las personas que luchan por conquistar sus sueños, que a las que luchan por conquistar a sus enemigos, porque la lucha más dura, la victoria más difícil, es contra uno mismo.







martes, 28 de diciembre de 2010

Rubens on line

Peter Paul Rubens,  Rapto de las hijas de Leucipo
En El Prado se puede visitar, hasta el día 23 de enero de 2011, una exposición sobre Rubens, entre otras. No creo que me resulte posible viajar estas vacaciones, así que tendré que conformarme con una visita on line. Pinchando sobre el cuadro se puede acceder a un vídeo interactivo, con comentarios y algunas obras en alta definición.

Cabecera


Prometeo

En la mitología griega Prometeo es un titán benefactor de los seres humanos a los que protegió de los dioses, aunque también es cierto que le gustaba utilizar su ingenio para ridiculizar a Zeus; a cambio sufrió su ira y motivó la venganza del Dios, que acabaron pagando también los mortales humanos. Finalmente Prometeo fue castigado a una infinita tortura: Zeus mandó que Hefesto lo encadenase en el Cáucaso y envió a un águila (hija de los monstruos Tifón y Equidna) para que devorara su hígado. Siendo éste inmortal, el hígado volvía a crecerle cada noche y al día siguiente volvía a ser devorado por el águila (este Zeus era "la bomba" impartiendo castigos, la envidia de Torquemada). Afortunadamente, según algunas versiones, Hércules, que pasaba un día por allí, acabó rescatándolo.



4 comentarios:

  1. Interesantísima tu aportación on line. Puesto que eres buena chica y te portas bien, ¿por qué no te premias, haces el viajecito en el recien estrenado "Ave", y visitas la exposición "in situ"?
    Pídeselo a los Reyes Magos, seguro que te escuchan. Luego nos lo cuentas.
    Un abracito.

    ResponderEliminar
  2. Pues no es mala idea esa de escribir a los Reyes Magos, tal vez lo haga. Gracias por tu sugerencia Edelia.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Wauuuu! Qué belleza. Qué 5 minutos más bien aprovechados!
    Pero estoy con mi sapientísima madre: esto hay que verlo in situ. Hay tiempo hasta el 23 de enero...

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón, mucha belleza reunida.
    Veo que ambas estáis de acuerdo en que escriba a los Reyes Magos. No creas que no me apetece, pero no se si estarán demasiado ocupados para atender mi petición. No importa, si puedo iré y si no, habrá otros momentos.
    Gracias, a las dos.

    ResponderEliminar