Mis obras favoritas


Inma Valderas, "Entre el cielo y la tierra"





Admiro más a las personas que luchan por conquistar sus sueños, que a las que luchan por conquistar a sus enemigos, porque la lucha más dura, la victoria más difícil, es contra uno mismo.







domingo, 7 de noviembre de 2010

El jardín de las delicias


Tríptico de las Delicias (cerrado)
1503-1504
Óleo sobre tabla
220 x 195 cm
Museo del Prado (Madrid)


Cada vez que visito el museo del Prado (muchas menos de las que quisiera), como si de un ritual se tratase, reservo una parte del tiempo a un itinerario imprescindible: Las obras que tienen un significado especial para mí. El jardín de las delicias, de El Bosco, es una de ellas. Desde que la vi por primera vez me sentí atraída hacia ella con una fuerza irresistible y esa sensación continúa acompañandome  a día de hoy.
No sabría formular con palabras las emociones que atraviesan mi mente,  cuando observo la obra, pero un cúmulo de sensaciones me lleva a cotemplarla durante largo rato. Paseo la mirada y los pensamientos por cada una de las tablas que componen el tríptico, y no dejo de asombrarme por la visión del mundo que se desprende de ellas. Pero no sólo eso me hace admirarla: su detallismo, símbolismo, su técnica, sus imágenes delirantes, precusoras de otras muchas obras, sus misterios. Influencia para muchos artistas que han bebido de su fuente de la vida, de su paraiso y de su infierno.
No voy a desmenuzarla, ni a analizarla paso a paso, me basta con disfrutarla.


Paraiso

Tierra

Infierno

En este enlace se pueden descubrir algunas claves de la obra

6 comentarios:

  1. hola, hola! yo también lo visito menos de lo que quisiera y he recordado ahora la última vez (ya muy lejano...) que visité el Prado y que pude disfrutarla como tú dices recorriendola con la mirada. Cuando la ví por primera vez allí me llevé un sobresalto, me la encontré de repente y me quedé boquiabierta, tantas veces viéndola en los libros... Debo reconocer que lo primero que pensé o sentí es algo parecido a cuando vas la primera vez a Arco...mira mira!: El jardín de las delicias...alá! jaaja La próxima vez creo que debiera detenerme más tiempo con ella, pasa que después del recorrido y las horas se siente uno cansada y quizá no lo disfruta como debiera, como pasa con Arco (un imposible) Pero desde luego me sentí una privilegiada por verla en vivo y directo ante mí tan al alcance!

    Y lo de mi blog, sí, hay sigo, pintando la fechada sin parar, nunca me convence del todo...al principio me da apuro cambiar y ahora me digo qué porras! si es mi blog! Renovarse o morir.

    JEJE ahora en la 2 están poniendo un reportaje sobre MIGUEL HERNÁNDEZ así que te voy a dejar para verlo. Cuídate y ten buena semana!! A mí me viene cargada de novedades y trabajo, y lo agradezco! aunque también estoy un poco nerviosilla y perezosa...Nunca estamos contentos..la vida casera y recogida, en exceso: cansa, y la vida ajetreada, en exceso, también! Intentaré buscar el término medio esta semana...vamos a ver si lo encuentro...jeje
    UN BESO!!

    ResponderEliminar
  2. Qué suerte tenemos de pasar ratos tan hermosos contemplando las obras de arte. No importa cual de ellas admiremos en ese momento. Quizás el momento o el estado de ánimo, hace que nos sintamos más atraídas por unas u otras. En cualquier caso el placer es inmenso.
    Qué bonito comentario has puesto. Gracias por él.
    Un abrazo en la distancia.

    ResponderEliminar
  3. Hola Pitu,
    ¿así que a tí también te gusta?. Es una pena que tengamos tan poco tiempo para disfrutar de las cosas.
    Adoro las novedades, si son positivas. Espero que en tú caso lo sean y que disfrutes de ellas. Ya me contarás como te va lo del trabajo.
    Ah! y sigue cambiando el blog todas las veces que consideres necesario. Las sorpresas son una de las salsas de la vida.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Hola Edelia, es un placer recibir tu visita.
    Viendo la vida a través de esa mirada tan posiitiva que tienes, no me extraña que disfrutes contemplando tanto las obras humanas, como las de la naturaleza.
    Ojalá pueda mantener yo también esa ilusión.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Esta obra contiene tantas historias y tantos sueños como quieras imaginar: un mundo de infinitas posibilidades y relaciones.
    Ya leeré el enlace que sugieres: siempre se encontrará alguna nueva "pista"!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Sí, siempre me ha parecido una obra maravillosa, llena de simbolismo.

    ResponderEliminar