Mis obras favoritas


Inma Valderas, "Entre el cielo y la tierra"





Admiro más a las personas que luchan por conquistar sus sueños, que a las que luchan por conquistar a sus enemigos, porque la lucha más dura, la victoria más difícil, es contra uno mismo.







miércoles, 25 de agosto de 2010

Tres mil kilómetros

Viajar, viajar, sin parar, como una necesidad vital. Recorrer pueblos y paisajes y devorarlos con avidez, con una sed insaciable que sólo amainó después de varios días.

Un recorrido frenético que me dejó exhausta, pero satisfecha. Tuve poco tiempo para saborear los lugares por los que pasaba y, sin embargo, disfrute cada momento como si fuera único, de hecho lo fue.
Durante tres mil kilómetros se sucedieron los paisajes y las gentes, en un recorrido que me llevó a atravesar la meseta castellana, las sierras portuguesas, las ciudades con sabor de leyenda: desde el norte, donde las aguas del Atlántico son frías y agitadas, hasta el soleado y caluroso sur, atravesando después tierras andaluzas de regreso a casa.
Estas son algunas de las imágenes que dan muestra del recorrido. La calidad no es muy buena, pero pese a ello, espero que os guste.

Salamanca

Oporto
 




Braga





Coimbra







Lisboa















Belem





Cascais




Sintra




Faro y Tavira