Mis obras favoritas


Inma Valderas, "Entre el cielo y la tierra"





Admiro más a las personas que luchan por conquistar sus sueños, que a las que luchan por conquistar a sus enemigos, porque la lucha más dura, la victoria más difícil, es contra uno mismo.







lunes, 24 de mayo de 2010

Besos,besos,besos...



Hace tiempo que quería hacer esta entrada, pero siempre lo he ido posponiendo por otras cuestiones. No sé si me envuelve la nostalgia o el cansancio, pero necesito refugiarme en los buenos recuerdos y este es uno de ellos.

Acabo de ver, de nuevo, la escena final de Cinema Paradiso. Es el momento en que Salvatore (Totó) visiona el regalo que Alfredo ha dejado para él. Una sucesión de “besos” inunda la pantalla y Salvatore no puede evitar emocionarse hasta las lágrimas, como tampoco pude evitarlo yo la primera vez que vi la película y esta escena.
Todos esos besos ingenuos, furtivos, apasionados o robados. Besos censurados de la Italia de posguerra que Salvatore fue guardando después de tener que cortarlos. Amputados de las películas a la orden de la campanilla vigilante de la autoridad moral, cobran de nuevo vida en un acto de rebeldía, de amor al cine y de amistad.
En la película: la vida, la amistad, el amor, la historia del cine y la propia historia de un pueblecito del sur de Italia van ineludiblemente ligadas.
Aprovecho para recomendarla. Igual que hay libros que no se pueden dejar de leer, hay películas que no se deben dejar de ver.


Ahora, y descontextualizando la escena de la película a la que pertenece, se me ocurre una pregunta.




¿Qué sería de la vida sin besos?



Klimt, "El Beso"

7 comentarios:

  1. Maravillosa película, y excepcional banda sonora.
    Precisamente, hace muy poco volví a poner yo "Se", la canción de Josh Groban, en mi blog. Sin saber por qué, a veces me pongo a tararearla. Debe ser que la llevo "integrada" como parte de la banda sonora de mi vida.

    ¿Qué sería de la vida sin los besos? Un aburrimiento!!! Y si no, que se lo digan a Blancanieves, o a la Bella Durmiente!

    ResponderEliminar
  2. Ja,ja,tienes razón, sería un aburrimiento. El calor de un beso o de un abrazo te puede salvar, en un momento, de la soledad más profunda.
    Coincido contigo, la banda sonora es maravillosa.

    ResponderEliminar
  3. Esa escena, que contiene todos los besos que habían sido censurados, es maravillosa e inolvidable. Es una de mis favoritas de todos los tiempos. Coincido en que es una película
    que debe ser vista, una "top ten".

    ResponderEliminar
  4. Pues sería una vida en la que faltaría algo. Además todos seríamos mucho más bajitos, que estas cosas influyen en el crecimiento...jajaja.

    Estais consiguiendo que me enamore perdidamente de la banda sonora de "Cinema Paradiso", empezó Ana y ahora la encuentro también en tu Hotel...¡gracias!

    Y hablando de amor, ese beso de adolescentes me ha recordado la archiconocida rima de Becquer que sabíamos de memoria y apuntábamos en los libros:

    Por una mirada, un mundo;
    por una sonrisa, un cielo;
    por un beso...yo no sé
    qué te diera por un beso.

    En esta ocasión te mando doble ración de besos tocaya, faltaba más.

    ResponderEliminar
  5. Graciela:
    También es una de mis escenas favoritas, de hecho, he vuelto a verla muchas veces en los años que han pasado desde que vi la película por primera vez.

    Inma:
    doy por hecho que eres alta, y además te deseo que sigas creciendo.
    Las rimas de Becquer y tu comentario, me han recordado las carpetas con separadores que llevaba en el instituto y que, efectivamente, estaban llenas, a rebosar, de estas estrofas. Algunas de autor, otras anónimas, algunas serias y otras de broma. Todas ellas forman parte de mi adolescencia y me recuerdan la alegria y la ingenuidad con la que decorabamos,incansablemente, nuestras pequeñas posesiones. Recuerdo que en una época, incluso los vaqueros servían como lienzo improvisado.
    Gracias por la doble ración de besos. Besos también para ti.

    ResponderEliminar
  6. Voy a poner mi guinda contemporánea, que seguramente no coincida con los gustos musicales de la mayoría de vosotras, y ni por asomo pretendo comparar con la maravillosa canción de Morricone, además, a mí este tipo de música tampoco me mata pero, no sé… esta canción tiene muy buen rollo…

    http://www.youtube.com/watch?v=L_ETozPmyas

    …Y eso es lo que quiero, besos.
    Que todas las mañanas me despierten de esos,
    que sea por la tarde y siga habiendo besos.
    Y luego por la noche hoy me den más besos pa cenar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pues mira por donde, te equivocas.
    Cierto que no se pueden comparar, entre otras cosas porque se trata de dos estilos muy diferentes, pero te puedo adegurar que he tarareado muchas veces esta canción de "El canto del loco", es más, tengo el disco.
    Aunque no lo creas me gusta también la música actual, no toda, pero si mucha.
    Gracias por tu aportación, en realidad, tiene también mucho que ver con esta entrada y, sobre todo, con tu lema:CARPE DIEM!

    ResponderEliminar