Mis obras favoritas


Inma Valderas, "Entre el cielo y la tierra"





Admiro más a las personas que luchan por conquistar sus sueños, que a las que luchan por conquistar a sus enemigos, porque la lucha más dura, la victoria más difícil, es contra uno mismo.







martes, 30 de marzo de 2010

Vacaciones


Sueño con ellas, vivo por ellas, y otras tantas ellas como hayan aparecido en el pasado, presente o futuro.
Cual Doña Truhana (uno de los cuentos de El Conde de Lucanor), me lanzo en pos de un sueño. Sólo espero que no se rompa el cántaro de leche, antes de llegar al mercado.
Pero intentaré ser positiva y como decía Gloria Fuertes...

Otra de vacas

- ¿Cuáles son las vacas
mejores de la tierra?

Las vacas mejores de la tierra
son las asturianas, santanderinas
y gallegas.

- Mira, déjate de lecciones,
las mejores vacas son las
vaca-ciones.

Gloria Fuertes

sábado, 27 de marzo de 2010

La Hora del Planeta



Esta iniciativa del Foro Mundial por la Naturaleza (WWF) que, surgió en Sindey hace tres años, ha conseguido unir a millones de personas de todo el mundo en una causa común.

"Apaga la luz, enciende el planeta"

En 2007, 2,2 millones de personas apagaron las luces durante una hora, en 2009 mil millones lo hicieron.
La Hora del Planeta acaba de finalizar, en España, su cuarta convocatoria con un gran éxito y seguro que, continuará del mismo modo en todos aquellos países que aún no han llegado a las 20:30, hora elegida para iniciar el apagón.

lunes, 22 de marzo de 2010

Una princesa en Berlín

"Una Princesa en Berlín", Arthur R.G. Solmssen



Hace muy poco acabo de recomendar este libro y me he preguntado: ¿por qué no, hacerlo aquí también?
Lo cierto es que no he leído otros libros de este autor y lo único que sé de él es que nació en Nueva York (1928) y pasó una parte de su infancia y adolescencia entre Berlín y Filadelfia.
Sólo sé que leí este libro y que, en su momento, me impactó. Cierto que hace ya mucho tiempo, pero lo que impera, al fin y al cabo, es el recuerdo que las obras dejan en tu mente, en tu alma.
Siempre me ha parecido fascinante el comportamiento humano y, sobre todo, el comportamiento social. Todos los factores que hacen que, a lo largo de la Historia, los seres humanos adopten determinada actitud: orquesten, se identifiquen, asuman, se rebelen o se resignen a su situación.
Una Princesa en Berlín nos sitúa en la Alemania de la República de Weimar, durante la posguerra. Nos muestra, a través de Peter Ellis, una amplia galería de personajes, y las distintas situaciones económicas y sociales que se vivían en una Alemania efervescente.
Las secuelas de la guerra y del “Dicktat” se viven en toda su crudeza: hiperinflación, ocupación de tropas en el Ruhr, desesperación, aparición del primer nacionalsocialismo, pero también desarrollo de la innovación y de la creatividad: últimos años del expresionismo, el realismo y la crítica social, el dadaísmo.
Autores como Bertolt Brecht, Thomas y Heinrich Mann, Erich Maria Remarque, Arnold Zweig y tantos otros.
La fundación de la Bauhaus de Walter Gropius.
Las innovaciones en el cine con películas como “El Gabinete del Doctor Caligari” o “Metrópolis”.
Todo ello hace más inquietante y necesaria, al menos para mí, la comprensión de esta etapa de la Historia europea.

Aquí tenéis un fragmento de "Metrópolis", no dejéis de verlo. Vale la pena.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Primavera



Desde la terraza, veo los pequeños retazos verdes asomar entre el pajizo color de la grama, quemada por el frío. Han empezado a agrandarse, señal inequívoca de la llegada de la primavera.

Pronto veré los almendros en flor y el olor inconfundible del azahar llenará mis sueños. El color empieza a estallar por todos lados mostrando, en tiernos brotes, el esplendor de la pujante vida que renace en ellos, después del letargo invernal.

La primavera, esa estación celebrada desde la antigüedad, traerá la esperanza de un poco de sosiego en este azaroso invierno, que parece resistirse a terminar. El frío, la lluvia, la nieve y el viento han dejado su huella en nuestros paisajes y creo que también en nuestros ánimos.




 Pablo Neruda, Oda a la primavera

Primavera
temible,
rosa loca,
llegarás,
llegas
imperceptible,
apenas
un temblor de ala, un beso
de niebla con jazmines,
el sombrero
lo sabe,
los caballos,
el viento
trae una carta verde
que los árboles leen
y comienzan
las hojas
a mirar con un ojo,
a ver de nuevo el mundo,
se convencen.
Todo está preparado,
el viejo sol supremo,
el agua que habla,
todo,
y entonces
salen todas las faldas
del follaje,
la esmeraldina,
loca
primavera,
luz desencadenada,
yegua verde,
todo
se multiplica,
todo
busca
palpando
una materia
que repita su forma,
el germen mueve
pequeños pies sagrados,
el hombre
ciñe
el amor de su amada,
y la tierra se llena
de frescura,
de pétalos que caen
como harina,
la tierra
brilla recién pintada
mostrando
su fragancia
en sus heridas,
los besos de los labios de claveles,
la marea escarlata de la rosa.
Ya está bueno!
Ahora,
primavera,
dime para qué sirves
y a quién sirves.
Dime si el olvidado
en su caverna
recibió tu visita,
si el abogado pobre
en su oficina
vio florecer tus pétalos
sobre la sucia alfombra,
si el minero
de las minas de mi patria
no conoció
más que la primavera negra
del carbón
o el viento envenenado
del azufre.
Primavera,
muchacha,
te esperaba!
Toma esta escoba y barre
el mundo.
Limpia
con este trapo
las fronteras,
sopla
los techos de los hombres,
escarba
el oro
acumulado
y reparte
los bienes
escondidos,
ayúdame
cuando
ya
el
hombre
esté libre
de miseria,
polvo,
harapos,
deudas,
llagas,
dolores,
cuando
con tus transformadoras manos de hada
y las manos del pueblo,
cuando sobre la tierra
el fuego y el amor
toquen tus bailarines
pies de nácar,
cuando
tú, primavera,
entres
a todas
las casas de los hombres,
te amaré sin pecado,
desordenada dalia,
acacia loca,
amada,
contigo, con tu aroma,
con tu abundancia, sin remordimiento
con tu desnuda nieve
abrasadora,
con tus más desbocados manantiales
sin descartar la dicha
de otros hombres,
con la miel misteriosa
de las abejas diurnas,
sin que los negros tengan
que vivir apartados
de los blancos,
oh primavera
de la noche sin pobres,
sin pobreza,
primavera
fragante,
llegarás,
llegas,
te veo
venir por el camino:
ésta es mi casa,
entra,
tardabas,
era hora,
qué bueno es florecer,
qué trabajo
tan bello:
qué activa
obrera eres,
primavera,
tejedora,
labriega,
ordeñadora,
múltiple abeja,
máquina
transparente,
molino de cigarras,
entra
en todas las casas,
adelante,
trabajaremos juntos
en la futura y pura
fecundidad florida.

Sandro Botticelli, La Primavera

sábado, 13 de marzo de 2010

El Circo de la Mariposa



Cada uno verá lo que quiera ver, pero mi intención es traer aquí este vídeo como muestra de superación y valentía. De todo ello necesitamos grandes dosis a lo largo de nuestra vida.

Todos tenemos la capacidad de hacer cosas maravillosas, o no.






El Circo de la Mariposa es un corto dirigido por Joshua Weigel e interpretado por Nick Vujicic. Ganador del primer premio de The Doorpost Film Project 2009

Ficha técnica

Género: cortometraje

Título: El Circo de la Mariposa
Sinopsis: Durante la Gran Depresión, el director de un circo de renombre conduce a su grupo a través  de América. Durante uno de sus viajes descubre a un hombre sin extremidades en una barraca de feria. Will (el hombre sin extremidades) escapa y se une al circo, donde descubre que pese a sus limitaciones tiene mucho que descubrir de si mismo y mucho que enseñar a los demás. Está protagonizado por Eduardo Verástegui (Bella), Doug Jones (El laberinto del fauno, Los cuatro fantásticos) y con el debut de Nick Vujicic.
Dirección: Joshua Weigel
Productores ejecutivos: Nathan Elliott, Jon and Esther Phelps y Bob Yerkes
Productora asociada: Natalie Burkholder

Más información

domingo, 7 de marzo de 2010

Día Internacional de la Mujer


Mejor con un poco de humor


sábado, 6 de marzo de 2010

Silvio Rodríguez, "Mariposas"

Hace unos días, un amigo me envió este video con una preciosa canción de Silvio Rodríguez.



Gracias Máximo