Mis obras favoritas


Inma Valderas, "Entre el cielo y la tierra"





Admiro más a las personas que luchan por conquistar sus sueños, que a las que luchan por conquistar a sus enemigos, porque la lucha más dura, la victoria más difícil, es contra uno mismo.







domingo, 10 de enero de 2010

Frío en internet

Una nueva ola de frío polar nos invade. Empezamos el nuevo año con un frío intenso, y de algún modo me identifico con él, aunque sea en espíritu.
No me gusta especialmente el frío, pero  la nieve me parece estupenda, sobre todo, en imágenes. Sus paisajes gélidos son espectaculares, como lo son también las imágenes que se pueden econtrar visitando internet.







No puedo ofrecer ninguna imagen propia y la pena es que cada vez se puede compartir menos en este, otrora paraiso del colectivo, y ahora presa de la sociedad de consumo.
El círculo se cierra inexorablemente sobre el intercambio. Los derechos de autor y el sentido de la propiedad invaden este espacio. Cierto que no está bien apropiarse de algo ajeno, como si fuera una creación propia, pero qué hay de malo en difundir y compartir todo aquello que los internautas dejan en el aire para ser visto y disfrutado por muchos/as, cuantos más mejor.
Voy a hacer algo que quizá ya sea ilegal: seleccionar mis imágenes favoritas de la nieve, del frío, del paisaje helado, a la vez que espero que ese hielo sea sólo un objeto de deleite para nuestros sentidos y no imagen simbólica del invierno que nos espera si no reaccionamos ya.



http://escuadrondelaverdad.wordpress.com/2009/12/10/la-quimica-de-un-copo-de-nieve-nos-da-pistas-sobre-el-agotamiento-de-la-capa-de-ozono/

El Copyright, la marca de la propiedad, se hace evidente. No nos rasgemos las vestiduras. Internet es, una vez más, un reflejo de nuestra sociedad, de nuestros principios caducos, de nuestro sentido decimonónico y enmohecido  de la propiedad, de nuestra incapacidad de crear para compartir.
¡¡ES MÍO, MI TESORO!!

Reconozco que lo mío es el calor; la primavera, con sus promesas de vida y renovación. El calor del sol alimenta mis venas y mi espíritu y aunque el dolor se ancle en ellas, me resulta más fácil de soportar.


3 comentarios:

  1. Te doy la bienvenida a este a veces exigente y siempre enriquecedor mundo de los blogs, y te doy la enhorabuena por tu brillante estreno. Como tú, yo tampoco soy de las que halagan por las buenas. Así que es de verdad: me ha encantado el nacimiento de tu "Hotel", y espero que tu espacio crezca, madure, y ... yo que lo vea.
    Por lo pronto, te llevo a mi querido "Mermaid", que cuenta ya, como bien sabes, con una andadura relativamente larga, para darte a conocer a mis amigos-seguidores. Para que te disfruten, como yo lo haré a partir de ahora (y no sólo en la sala de profesores o en patios y pasillos).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Desde la arena de El Coliseo, pasando por la orilla de la playa, vengo a tu casa a darte la bienvenida y a desearte mucha suerte. Estoy seguro que tu hotel pronto se llenará de fieles huéspedes que busquen un lugar de descanso e inspiración.

    Fuerza y Honor!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu bienvenida.
    Espero visitarte pronto y poder ofrecerte alguna estancia a tu gusto.
    Salud

    ResponderEliminar