Mis obras favoritas


Inma Valderas, "Entre el cielo y la tierra"





Admiro más a las personas que luchan por conquistar sus sueños, que a las que luchan por conquistar a sus enemigos, porque la lucha más dura, la victoria más difícil, es contra uno mismo.







domingo, 24 de enero de 2010

EL OLVIDO


Golgotha. E. Munch

Desde hace casi dos semanas, un país es diariamente noticia. Un país que habitualmente nadie menciona, que aparece en las estadísticas por ser el país más pobre de América. Se ha producido un trágico seísmo que ha segado la vida, a día de hoy, a 150.000 personas, que ha dejado miles de heridos y un millón de personas sin hogar y sin recursos.


Después de la conmoción llegan los mensajes de esperanza, de rescate bajo los escombros, de solidaridad y ayuda. Se multiplican las llamadas de socorro y se multiplican las respuestas. Entre todos los mensajes surge también el deseo, la esperanza de que la ayuda de hoy se convierta también en la ayuda del mañana.

Yo tengo serias dudas. Los seres humanos nos conmovemos con las grandes tragedias y, de una forma sincera algunos e hipócrita otros, respondemos a la necesidad, pero la experiencia me dice que cuando la necesidad se aminora y las imágenes cesan, el velo del olvido nubla nuestra mente. Todos volvemos a nuestras vidas como si nada hubiera ocurrido, como si las intervenciones puntuales fueran soluciones eternas. Nuestra sociedad es una inmensa fábrica de parches, con los que vamos tapando los agujeros cuando se producen; con los que conseguimos que la rueda siga girando hasta que, de nuevo, por algún motivo, el aire empieza a escapar otra vez por alguna parte.

Unos días antes del terremoto todo el mundo comentaba la noticia de Vic: la negativa de su alcalde al empadronamiento de los inmigrantes ilegales. Mucha gente empezaba ya a rasgarse las vestiduras… La cuestión ha seguido su curso, eclipsada por esta catástrofe humanitaria.

En noviembre la noticia internacional estaba en el Sahara, en la huelga de hambre que realizaba una mujer, Aminetu Haidar, para reclamar la atención internacional y con ella, el apoyo. El parche se puso, la rueda se hinchó de nuevo, y hoy la atención internacional se centra en el Caribe, hoy se nos escapa el aire en Haití.

Se nos ha olvidado ya que el Sahara es una grieta pendiente desde hace casi cuarenta años. Se nos ha olvidado, o quizá muchos desconocen, que Haití es un país pobre desde sus orígenes, que la población de Haití sufre todavía las secuelas de aquellos viajes que la transportaban desde África en los barcos de los traficantes de esclavos.

Se nos ha olvidado que ayer fue…

Por esto, muchas voces califican de hipócrita la actitud de nuestra sociedad, solidaria sólo ante la catástrofe. No les falta razón, pero su juicio es parcial y es tan políticamente correcto como el que más. Mucho habría que hablar, mucho que analizar y mucho que cambiar. Entre tanto, el debate es absurdo cuando la necesidad inmediata se impone.

13 comentarios:

  1. El otro día vi una película, "Noviembre Dulce", en la que la protagonista, enferma de cáncer, y sabiendo que no le queda mucho de vida, decide "adoptar" cada mes una mascota distinta, y llevarse a casa a un hombre diferente, que a finales de mes, debe desaparecer y dar paso al siguiente. De esa forma, ella no se compromete con unas relaciones que acabarían siendo fuente de un gran dolor para ambas partes cuando ella desapareciera. La sorpresa llega cuando el hombre que ella llama "Noviembre" es mucho más que una forma de llenar el mes. Ambos se enamoran, y ese dolor que ella pretendía evitar, es al final inevitable justo en la última etapa de su vida.
    ¿Que por qué te cuento la peli? Pues porque me recuerda a esos "parches", o esa "rueda que sigue girando" en nuestra sociedad. Enero es el mes "Haití". ¿Qué nombre le pondremos a febrero? Igual que la protagonista de la película, preferimos huir antes que adentrarnos en toda la profundidad de cada uno de los protagonistas de nuestros meses. No sea que nos vayan a causar más dolor del que estamos dispuestos a sufrir...

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, y el problema es que hay tantos nombres para cada mes...

    ResponderEliminar
  3. Es cierto lo que dices. Dentro de unos días, Haití ya no será la primera noticia en los medios de comunicación y entonces volveremos a preocuparnos por lo de siempre. Cuando ya no haya supervivientes que rescatar, los telediarios volverán a hablarnos del precio de la vivienda, del IPC, de la última bronca entre Zapatero y Rajoy y el Barça y el Real Madrid y los Oscars y las nevadas… ¿De verdad somos tan hipócritas o es la sociedad en la que vivimos y su ritmo frenético?

    Por si acaso… CARPE DIEM!

    ResponderEliminar
  4. ¿Otra zona de recreo alternativa?

    No publique usted muchas sirenas, amigo Hotel Existencia, que se le ve el plumero a nueve leguas...

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, el velo del olvido se lo he dado a una danzarina del vientre para que se lo ponga en la cintura mientras se contonea. A mí esa prenda no me sienta nada bien. Ya veremos con el tiempo quién se lo puso más veces en este sarao.

    ResponderEliminar
  6. Somos Audrey Hepburn y Peter O'Toole. No tenemos reserva. ¿Hay alguna habitación libre? Traemos sacos de dormir y somos muy flacos, cabemos en cualquier parte.

    ResponderEliminar
  7. Hola Meridio,
    nuestro ritmo es muy frenético, efectivamente, aunque algo hipocritillas creo que también somos. Supongo que al menos es importante que se hable de estos temas, que seamos conscientes y que sigamos con la costumbre de cuestionar. Es lo único que mantiene despierto.

    ResponderEliminar
  8. Elio Milay:
    Bienvenido a mi Hotel.
    Creo que no he "pillao" muy bien lo del plumero, aunque supongo que me lo explicarás.
    Respecto al velo me parece estupendo que te hayas desprendido de él. yo,a veces, más que un velo creo que llevo una manta, pero redoblaré mis esfuerzos por encontrar la luz.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Museo de la Luna:
    Aquí no hace falta reserva, siempre hay habitaciones, de hecho, ahora mismo ta daré una llave para que tengas tu propia estancia.

    ResponderEliminar
  10. Hola amiga! he estado de vacaciones y desde allí no pude visitar blogs, ya que mi conexión era muy lenta.
    Coincido en tu reflexión. Hemos llegado a Febrero y el tema de Haití empieza "a diluirse".
    Yo creo que los medios de comunicación usan tremendas catástrofes para tapar lo que necesitan esconder en ese momento.
    En mi país, muchas veces se usa el fútbol para ocultar los problemas verdaderos.
    Es muy triste pensar que hasta la muerte de un cantante popular, les sirve para entretener a la audiencia días enteros con sus recuerdos y así distraer, tomar ventajas.

    Cambiando el tono melancólico y desesperanzado:
    Tu blog se va llenando de mariposas, las que me gustan muchísimo y adoro dibujar. Me recuerdan la belleza y lo efímero de la existencia, como tu hotel al paso. Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Hola Graciela,
    espero que tus vacaciones hayan sido relajantes y revitalizantes.
    Todos necesitamos renovar, aunque sea de vez en cuando, el aire que respiramos, los paisajes que miramos y las gentes con las que hablamos.

    ResponderEliminar